El Cristiano puede Evitar La Enfermedad

Share

EL CRISTIANO PUEDE VIVIR SALUDABLE

Más de un millón de personas en norteamérica  y también en Cuba [en menor medida] mueren de ataques cardiacos, y más de medio millón mueren de cáncer cada año. ¡Muchas de estas muertes son innecesarias! Pero, ¿por qué no oímos voces protestando contra esta innecesaria pérdida de vidas? 

La respuesta obvia a esta pregunta es que la mayoría no reconoce que las enfermedades y los males físicos son innecesarios y ¡pueden ser evitados! Si, las enfermedades del corazón, el cáncer, los derrames cerebrales, la diabetes y una hueste de problemas físicos podrían ser eliminados si los cristianos volvieran a la Biblia y observaran las leyes naturales que Dios estableció para la humanidad ¡hace miles de años! 

Este estudio ayudará a entender el problema así como también la solución. Que el Señor le bendiga…le abra los ojos…ilumine su mente…¡y le ayude a entender a medida que vamos estudiando! Luego, con el conocimiento, amor y poder de Dios,  unámonos para ayudar a que otros entiendan “Por qué se enferman los cristianos”, y vean como ellos también pueden evitar las enfermedades y disfrutar de una salud maravillosa.  

Debemos pensar muy bien en sobre lo que la Biblia dice sobre los creyentes en 1 Corintios 3:16-17 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal (con enfermedades, dolores, etc.); porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. 

¿Es posible que los cristianos sean demasiado pasivos en cuanto a la enfermedad, y se resignen a aceptarla y sufrirla sin presentar resistencia? 

¿Será posible que esta pasividad cristiana se deba a que somos fatalistas en nuestro razonamiento? El Diccionario de la Real academia Española define el fatalismo como: “la doctrina según la cual todo sucede por las determinaciones ineludibles e inalterables del destino.” 

¿No será que estamos atribuyéndole las enfermedades a un pecado o a la voluntad de Dios, cuando, en realidad la causa de dichos males es nuestra violación de ciertas leyes naturales de Dios? 

¿Se ha preguntado usted por que los cristianos se enferman igual que los inconversos? ¿O, por que cristianos espirituales se enferman igual que los no muy espirituales? 

¿Será posible que los cristianos  tengan que sufrir ataques cardiacos, parálisis cerebrales, cáncer, senilidad prematura, diabetes y toda la constelación de males, incluyendo catarros, influenza, dolores de cabeza, sinusitis, alergias, acné, caries dental, artritis, etcétera? 

¿No será que los cristianos se niegan a reconocer que la razón de sus enfermedades puede ser algo que están haciendo, o dejando de hacer? (En lugar de eso culpan a factores externos, como los gérmenes, la herencia genética, los virus, la mala suerte, la voluntad de Dios, etcétera). 

¿Podría ser que los cristianos se están enfermando y muriendo prematuramente porque, como dice Dios: En Óseas 4:6: “Mi pueblo fue destruido, porque le falto conocimiento”? 

EL CUERPO, UNA OBRA FORMIDABLE Y MARAVILLOSA 

“Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien” (Salmo 139:14) 

La Biblia es la legitima “Palabra de Dios”; que Dios no solo creo al hombre sino también le dejo un libro de instrucciones. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil . . . “ (2 Timoteo 3:16). Este libro de instrucciones, la Biblia, contiene todo lo que dios, el Creador, quier que el hombre, oración suya, sepa. ¡Si todo lo que el ser humano necesita para disfrutar una vida saludable, feliz, exitosa y espiritual se encuentra en las páginas de la Biblia! 

125 billones de células 

Nuestro cuerpo está compuesto de aproximadamente unos ciento veinticinco billones de células, las cuales necesitan constante sustento y reconstrucción. Estas células también requieren de un proceso constante la limpieza de contaminantes. Algunas partes del cuerpo se renuevan casi toda semana; gran parte de nuestro cuerpo se reconstruye cada ano; mientras que los huesos (el esqueleto), requieren de varios años para su total reconstrucción y remplazo. 

Si a estas células no se les provee los materiales apropiados para su renovación, y no se conservan limpias de materia toxica, y poco a poco las células débiles remplazan a las células saludables con las que fuimos creados. Estas células débiles, finalmente resultan en enfermedades, caries, mala visión, pérdida del oído, calvicie, senilidad, cáncer y una lista enorme de otros problemas físicos, terminando con una muerte prematura. 

Cuando la gente empieza a sufrir estos y muchos otros desordenes del cuerpo, normalmente se los atribuyen a la herencia paterna, a la edad, o, en el caso de muchos cristianos, a “la voluntad de Dios”. Estos no pueden entender que este tipo de problemas es el resultado directo de no proveer para las células de cuerpo un mantenimiento adecuado. El mantenimiento adecuado es absolutamente esencial para la reproducción de más células, y estas sean tan saludables o más saludables que las que están remplazando. 

Tampoco toma en cuenta la gente que su estilo de vida y su dieta alimenticia han contaminado su cuerpo. Hay cuerpos tan contaminados que las células se ahogan entre todos los contaminantes. Así vemos que la salud y la condición de las células determinan la salud y la condición de todo el cuerpo. 

LA SANGRE 

El cuerpo humano, dependiendo de su tamaño, tiene aproximadamente cinco litros de sangre, la cual está en constante circulación por todo el cuerpo, realizando de 3.000 a 5.000 viajes a la redonda al día. El corazón impulsa unos veinte mil millones de células sanguíneas por todo el cuerpo. Estas células sanguíneas llevan alimento a todas las células del cuerpo mientras recogen desperdicios que deben ser desechados. 

El músculo del corazón debe estar siempre fuerte, para mantener la sangre en constante movimiento y fuerza, a fin de alimentar y limpiar todas las células de cuerpo. Muchas personas no reconocen la urgente necesidad de los ejercicios aeróbicos para que su corazón se mantenga fuerte y pueda impulsar la sangre.

LOS PULMONES 

El sistema respiratorio (Los pulmones) trabaja junto con el sistema circulatorio (corazón, arterias, venas y sangre) como sistema de apoyo para la vida del cuerpo. El cuerpo humano puede pasar más de cuarenta días sin comer, y unos tres días sin beber, pero no resiste ni cuatro minutos sin respirar. 

Los pulmones inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono. La sangre toma el oxígeno y lo lleva a todas las partes  de cuerpo, donde se convierte en alimento para las formación de nuevas células. Cuando sale, lleva consigo las impurezas” el dióxido de carbono y otras toxinas y las conduce a los pulmones para que estos las expulsen del cuerpo. 

Es el dióxido de carbono el que hace que la soda sea efervescente y se suba, formando y explotando burbujas. Cuando una persona ingiere una bebida efervescente, no sabe que le está echando una sustancia toxica a su cuerpo. 

Si la corriente de oxígeno al cerebro es obstruida por una arteria tupida, lo que resulta es un derrame cerebral y parálisis. Si la obstrucción es hacia el corazón, el resultado es un ataque cardíaco. El estilo de vida y la nutrición determinan la condición de los pulmones, las arterias, las venas, etcétera, y la llegada de oxígeno a las células. Respirar aire contaminado o humo de cigarrillos es como suicidarse lentamente. Cada vez que respira estos contaminantes, la persona está reduciendo el número de sus días.

CONTINUARÁ PRÓXIMAMENTE…

1 comentario

  1. ¿Se ha preguntado usted por que los cristianos se enferman igual que los inconversos? ¿O, por que cristianos espirituales se enferman igual que los no muy espirituales?
    Sencillo, porq somos de carne y hueso igual que ellos y este cuerpo corrompible se enferma, mira al mismo Pablo un gran siervo de Dios y sufria de un aguijon en la carne eso no tiene que ver nada con que seamos mas o menos espirituales que nadie sino en que nuestro cuerpo se enferma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.